Pedro Aguero Presenta

Acerca del Autor


Bookmark and Share

'Mire a todo alrededor por encima del mundo y vi que estaba ensombrecido por la tristeza y quemado por los feroces incendios del sufrimiento. Y me puse a buscar la causa. Miré, pero no la pude encontrar. Miré en los libros, pero no pude encontrarla. Miré adentro y encontré allí a ambas; a la causa y la naturaleza misma que conlleva a esa causa. Miré una vez más… más profundo y encontré el remedio. Encontré una Ley, la Ley del Amor, una Vida, la vida de ajuste a esa Ley; una Verdad, la Verdad de una mente conquistada y tranquila, y un corazón obediente.

'Y soñé escribir libros que ayudarían a hombres y a mujeres, ya sean ricos o pobres, eruditos o iletrados, mundanos o ingenuos, para encontrar dentro de ellos mismos la fuente de todo éxito, de toda la felicidad, los logros, de toda la verdad. Y el sueño permaneció conmigo y finalmente se convirtió en importante; y ahora enuncio enviar estos libros en el mundo en una misión de curación, bendición y regocijos, sabiendo que no puede dejar de llegar a las casas y a los corazones de aquellos que están a la espera y dispuestos a recibirlos.' -James Allen

Buscar información sobre la vida de James Allen y sus antecedentes, no es una tarea fácil, tanto la biblioteca del Congreso y del Museo británico, no tiene mucho que decir acerca de este inapreciado genio.

Aunque los escritos inspiradores de James Allen han tocado el corazón e influenciado a millones de personas, alrededor del mundo - ¡él sigue siendo casi un desconocido, para la gran mayoría de las personas!

Se ha dicho que, James Allen nunca ganó mucha fama o fortuna… y que este inigualable genio rara vez hizo suficiente dinero de sus escritos, ni siquiera para cubrir sus gastos.

Más que tan sólo ensayos sobre el pensamiento positivo, los libros de James Allen encaminan al lector a través de todas las aplicaciones, de crecimiento personal al poner los pensamientos en acción. James Allen ha llevado a millones de oyentes a autovalorización a través de su simple mensaje inspirador: 'Usted es lo que Usted Piensa”

Los libros de Allen todos son sorprendentemente sencillos y prácticos. ¡Nunca escribió en aras de sólo escritura, y nunca trató con solo teorías!




'Allen escribía cuando tenía un mensaje, y lo convertía en un mensaje sólo cuando él lo había vivido en su propia vida y sabía que era bueno. Por lo tanto, escribió hechos, que él había demostrado por la práctica' Lily, esposa de James Allen.



'Allen fue un hombre con un aspecto un poco frágil, como Cristo, con una masa de pelo negro que fluía. Cuando pienso en el, pienso especialmente en el traje de terciopelo negro que llevaba siempre por las tardes.

Hablaba tranquilamente a un pequeño grupo de nosotros entonces; en ingles, francés, Austriaco e Indio - de meditación, de la filosofía, de Tolstoi o Buda y de que no se debia matar nada, ni un (ratón) en el jardín.

Él nos sometió a todos nosotros un poco debido a su apariencia, su conversación suave, y sobre todo porque él salía a conversar íntimamente con Dios en las colinas antes del amanecer”
un amigo cercano, de James Allen.




Los padres de Allen corrían una pequeña empresa familiar en Leicester, Inglaterra, que por desgracia fue a la bancarrota en 1878, sólo unos pocos años después de que Allen nació (en el 28 de noviembre de 1864). Así en un esfuerzo por recuperar sus pérdidas el viejo Allen (padre de James Allen) se encamino rumbo a America. Él tenía muchas esperanzas de asentarse en los Estados Unidos, hacer una fortuna y, después, traer al resto de su familia.

Pero trágicamente el padre de Allen fue robado y asesinado antes de que él tuviera tiempo para hacerlo de esa manera.

El efecto de los sucesos para el joven James Allen y el resto de su familia fue la crisis financiera y también dio lugar a que el joven James Allen tuviera que abandonar la escuela a la tierna edad de solo 15 años.

Mas adelante, finalmente consiguió un trabajo como secretario privado y estuvo en esta línea de trabajo para varios fabricantes británicos hasta el año 1902, cuando finalmente decidió dedicar todo su tiempo a escribir.

Poco después de terminar su primer libro, De la Pobreza al Poder, James Allen se trasladó a Ilfracombe, en la costa sudoeste de Inglaterra. La pequeña ciudad de recreacion con sus hoteles victorianos frente al mar y sus colinas, ofreció a Allen justo el tipo correcto de paz y tranquilidad que necesitaba para continuar persiguiendo su carrera.

“Como el Hombre Piensa”, fue realmente el segundo libro de Allen y ha sido traducido a cinco idiomas principales, inspirando a millones de lectores. ¡También pasó a escribir más libros, es evidente que James Allen tenía mucho más que decir acerca de cómo vivir una vida de prosperidad, la paz y el éxito!

A pesar de la popularidad de Como un Hombre Piensa, James Allen estaba descontento con él. A pesar de que fue una de sus obras más clara y profunda y fue el libro que mejor concentró su pensamiento, por alguna razón él no pudo reconocer su valor de inmediato. Allen no quería publicarlo y Lily, su esposa amorosa, tuvo que persuadirlo para que lo hiciera.

Hasta hoy “Como el Hombre Piensa”, todavía sobrepasa a todos los otros libros de James Allen, incluso hasta el punto de que la mayoría de las personas asumen que ese es el único libro que el escribió.

Desafortunadamente la Carrera de escritor de Allen fue muy corta (sólo nueve años de duración), hasta su muerte en 1912 a la edad de 48, virtualmente desconocido, intacto por el lado de la fama y no muy recompensado por el lado de la fortuna. Durante ese período escribió más de 20 libros, una rica avalancha de ideas que han vivido inspirando a las generaciones posteriores.

El día de Allen en Ilfracombe se decía que comenzaba con un paseo antes del amanecer hasta el Cairn, un terreno pedregoso sobre la ladera con vistas a su casa y al mar. A menudo permanecería allí hasta una hora en la meditación. A continuación, solía regresar a su casa y pasarse la mañana escribiendo.

En las tardes, Allen se dedicaron principalmente a la jardinería, un pasatiempo que disfrutaba y sus noches se las pasaba en conversaciones con quienes estaban interesados en su trabajo.

Bookmark and Share